TECNOLOGÍA UTILIZADA EN CLIMATIZACIÓN

Desde CECH Technologies promocionamos las instalaciones de climatización centralizadas aire-agua, ya que tienen múltiples ventajas en los edificios si su diseño atiende a factores eficientes. El ahorro de energía eléctrica es de un 30% a un 45% respecto a instalaciones con multitud de equipos partidos aire-aire y sistemas del tipo split individuales.

Entre las ventajas podemos contar cómo las más importantes la posibilidad de reducir los arranques de los compresores de los equipos condensadores mediante unos depósitos de inercia que almacenan agua y la sirven a lo largo del tiempo a las unidades terminales en función de la demanda que reciban de estas. Los arranques de los compresores eléctricos producen unos elevados picos de consumo de energía que se evitan de esta manera al mínimo exigible para un funcionamiento correcto.

También con la instalación de unidades de tratamiento de aire en el edificio contamos con la gran ventaja para la salud de sus ocupantes, de que introducen aire exterior filtrado para oxigenación y ventilación del edificio, y evitamos así toda una serie de conflictos laborales y enfermedades derivadas del Síndrome del Edificio Enfermo. Los ahorros de energía son muy significativos si instalamos estas UTA convenientemente equipadas con:

·         Sistemas de compuertas motorizadas para enfriamiento libre o free-cooling térmico o entálpico, que aprovechan los momentos del año en que las condiciones del aire exterior son favorables e introducen este aire directamente sin producir consumo energético en las unidades climatizadoras o UTA.

·         El aire exterior siempre es convenientemente filtrado en estas unidades antes de su introducción en el edificio con varios tipos de filtros desde manta filtrante grado G4 hasta filtros HEPA de alta eficacia o filtros de polarización activa de grado F8. Se proyectan los filtros en función de la calidad del aire interior (IAQ) requerido, más limpio en hospitales que en oficinas, y de la calidad del aire exterior a introducir.

·         Sistemas de enfriamiento adiabático para refrigerar el aire exterior y el de retorno de forma que el equipo gaste menos energía en llevar el aire a su temperatura de impulsión.

·         Acoplando ventiladores tipo Plug-Fan y variadores de frecuencia a los motores de los ventiladores de las UTA. Conseguimos adaptar el consumo de cada ventilador de impulsión o de retorno y/o extracción a la demanda concreta de cada momento del día.

  • Instalando recuperadores de energía que intercambien la energía del aire de retorno que se expulsa al exterior al cruzarlo con el aire exterior a introducir. Así conseguimos que la UTA gaste menos energía en llevar el aire exterior hasta la temperatura de impulsión.